Fritanga

 Este tipo de negocio es muy popular en toda Nicaragua. Es un negocio de todas las tardes en las calles, tanto de Managua (La Capital), como de los demás departamentos que conforman el país.

La fritanga, a como su nombre lo insinúa, es la venta de alimento, en su mayoría fritos, que se ofrecen al caminante en muchas esquinas y calles.

La fritanga es una venta al aire libre o con un techo improvisado. Modernamente muchas fritangueras elaboran ranchos para protegerse del viento y de las lluvias.

Pasar por una fritanga y no comprar para comer es casi irresistible dado el delicioso aroma que se desprende de las diferentes comidas exhibidas. Casi todas las comidas suelen acompañarse de una ensalada a base de repollo finamente rayado con tomates, vinagre, sal y en algunas veces cebolla y/o chile.

Todas las tardes, ya desde las 03:30 p.m. las fritangueras empiezan a colocar sus mesas, sus estufas y sus sillas con mesitas plásticas modernas, ya que antes eran solo de madera, para que sus comensales se acomoden y pidan lo que más se les antoje. Si usted camina a pié por las calles, sentirá el olor a carne asada y el olor a vinagre de guineo que suelen abrir el apetito hasta del vegetariano más radical.

En la foto inserta en está página puede apreciarse entre otras cosas, papas rellenas, enchiladas, chancho adobado, plátano maduro frito, carne desmenuzada, frijoles rojos fritos, empanadas de maduro, tajadas de plátano verde y pescado.

Los refrescos naturales no pueden faltar y la variedad es tarea difícil para decidir ya que todos son muy buenos y deliciosos. Actualmente se sirven además bebidas gaseosas para satisfacer a todos los gustos.

   El Gallo Pinto

El origen de este delicioso y simple plato, ha sido motivo de polémica entre varios países que se atribuyen ser el creador de la receta. Se trata nada más y nada menos que del famoso GALLO PINTO. No vamos a decir que es nicaragüense cien por ciento para no entrar en polémica culinaria.

El gallo pinto se come en toda la América Latina con algunas pocas diferencias en cuanto a su modo de preparación. Aunque aún dentro de Nicaragua existen formas diferentes de prepararlo.

¿Qué es al Gallo Pinto? Bueno, es simplemente una mezcla de arroz con frijoles que a simple vista no dice nada, pero que encierra secretos que, dependiendo quien y donde lo hagan, adquiere sabores y olores muy particulares.

La forma tradicional del gallo pinto nace de la necesidad de darle mejor sabor al arroz que no se usó el mismo día que se hizo, y para disimular su aspecto de arroz amanecido o recalentado, se decide convertirlo en Gallo Pinto de la siguiente manera: En una sartén, paila o cazuela, o como se le llame, se pone aceite en el cual se fríe cebolla y se agregan los frijoles.

Los frijoles se majan un poco para que no queden muy enteros y para que suelten. Ya bien fritos los frijoles se agrega el arroz y se mezcla de tal forma que el color del arroz se torne de un rojo oscuro, es decir, bien teñido por el color del fríjol.

El gallo pinto debe freírse con buen aceite para que tueste un poco y quede suelto. Esta es pues la receta básica del gallo pinto ya que dependiendo de los diferentes gustos y países hay quienes agregan chiltoma (chile dulce) y hasta culantro.

A pesar de esta receta, su preparación depende del gusto de quien lo va a comer. La preparación anterior es muy común verlo en las ventas de Carne Asada que abundan en Managua desde antes del terremoto de 1972.

A algunas personas les gusta que quede un poco aguado, para lo que fríen el fríjol con un poco de caldo de sopa de fríjol. Esto es variable pero en síntesis, una fritura de arroz con frijoles es el GALLO PINTO.

 Fuente: Nicaragua Actual.